ANTONIO MACHADO, CAMINANTE POR TIERRAS DE CAMPING URBION.

Por el hilo se saca el ovillo… y es que… los deliciosos paseos de Antonio Machado a orillas del Rio Duero a su paso por la ciudad de Soria, incitaron al poeta a conocer su nacimiento muy cerquita del Pico Urbión.
Río Duero a su paso por Soria.
¿Pero cual fue su ruta?

Viajemos en el tiempo…imaginemos la España de nuestros abuelos…

Antonio Machado toma un coche correo de Soria a Cidones, de Cidones camina hasta a La Muedra, localidad hoy engullida por las aguas del Embalse, de las que a veces asoma la torre de la iglesia, continúa hasta Vinuesa, tomando un caballo hasta Covaleda, sorprendido por una tormenta, baja del nacimiento del Duero hasta la legendaria Laguna Negra. Los paisajes y las historias que escucha a lo largo de este recorrido inspiran el romance de La tierra de Alvargonzalez que incluiría en su “Campos de Castilla” publicada en junio de 1912, su obra magistral .

Con el recuerdo de “caminante no hay camino” cantado por Joan Manuel Serrat, Camping Urbión os invita este año 2012, centenario de su obra, a que sigáis los pasos de Antonio Machado y el curso del Duero hasta su curva de ballesta en torno a Soria….
Río Duero a su paso por Soria.
De Sevilla que lo vió nacer a Colliure que lo acogió al morir, Antonio Machado vivió en Madrid, Paris, Soria, Baeza, Segovia, Valencia, Rocafort, Raset y Viladasens, y sería por su mujer, Leonor Izquierdo… sería por el paisaje y carácter del pueblo castellano… su paso por Soria marcó su obra, obra que es un auténtico regalo.

La hermosa tierra de España


adusta, fina y guerrera


Castilla, de largos ríos,


tiene un puñado de sierras


entre Soria y Burgos


como reductos de fortaleza,


como yelmos crestonados,


y Urbión es una cimera.